sábado, 1 de septiembre de 2007

Iglesia de Panizares

IGLESIA DE PANIZARES

De la primitiva construcción románica del siglo XI queda una portada medio oculta y un ábside: la primera muestra en sus arquivoltas una decoración rudimentaria de cordón, dados y cabezas de figuras humanas imperfectas, cabezas de clavo y ajedrezados. Los capiteles de sus columnas cilíndricas se adornan con gallos, rosas, biseles y otros detalles. El segundo presenta al exterior canecillos figurados; al interior tiene arquería rudimentaria rebajada y columnas con capiteles de bolas y grumos.

El edificio se rehizo en el siglo XVI, y entonces se abrió la puerta actual, de estilo gótico, aunque su arco es de medio punto.

La nave consta de dos tramos, cubiertos con bóveda de crucería compuesta.

El retablo mayor, de gusto greco-romano, es moderno. Enfrente de la puerta hay otro, donde se conservan cinco tablas pintadas, de principios del siglo XVI. Las de la predela figuran a San Juan, Santiago, San Pedro y San Pablo, de medio cuerpo. Recuerdan la buena escuela de Oña. El centro muestra las imágenes de Santa Isabel de Hungría, San Miguel y San Antonio de Papua, y por último, en lo más alto, la Crucifixión del Señor.

Son de destacar: la imagen de San Blas, siglo XII, y la de la Virgen sedente con el Niño, siglo XIV.



Bibliografía utilizada

Julián García Sainz De Baranda, Luciano Huidobro Serna “ Apuntes descriptivos, históricos y arqueológicos de la Merindad de Valdivielso”. Imprenta El Castellano, 1930.