lunes, 3 de noviembre de 2008

EXCURSIÓN A LA CUEVA DEL MONTE SAGREDO

El camino que conduce a la cueva parte del puente que, formando parte de la carretera que se adentra en el Valle de Valdivielso, cruza el Ebro, aguas arriba del embalse de Cereceda. En la orilla derecha del río, considerando el flujo descendente de las aguas, en el punto exacto en el que entronca el citado puente, comienza el sendero que nos llevará a esta cavidad. En la otra orilla la carretera ensancha y se puede aparcar el vehículo.

El paseo discurre inmerso en un auténtico jardín botánico, que combina especies del bosque de ribera: alisos, chopos, sauces; con otras propias del entorno mediterráneo y atlántico: pino negral, encinas, madroños, madreselvas, cornejos, lantanas, ruscos... .

Foto 1: “Los Cuchillos” de Panizares

Foto 2: “La Picota” de Hoz

Desde el sendero se nos presentan bellísimas panorámicas de “Los Cuchillos” de Panizares, y de “La Picota” de Hoz.

Si el Ebro baja poca agua, podremos apreciar los restos de los pilares de piedra del antiguo paso de pontones que comunicaba las dos orillas.


Foto 3: “Los Pontones” de Panizares

La entrada a la cavidad tiene unas dimensiones de 25 x 8 metros, y da paso a una sala de amplias proporciones, que fue topografiada por el grupo espeleológico Edelweiss en el año 1980.

Foto 4: La cueva del Monte Sagredo

Al fondo, junto a la pared, se encuentra un pozo que se continúa en un sifón, cuya topografía fue realizada en el año 1985 por el grupo STD de Madrid, estableciendo una longitud de 75 metros, y una profundidad máxima de –6 metros. El sifón termina en dos pequeñas galerías inactivas. Este pozo es el origen de una surgencia que acaba desembocando en las aguas del Ebro.


Foto 5: Pozo del Monte Sagredo

Si seguimos el sendero más allá de la cueva, acabaremos llegando al pueblo de Condado. Si queremos regresar al puente deberemos volver sobre nuestros pasos.

¿Cómo llegar al Valle de Valdivielso?

Para llegar a Valdivielso desde Burgos podemos optar por coger la nacional I hasta Briviesca y allí tomar la carretera hasta Cornudilla, para desembocar en la nacional 232 que nos llevará, pasando por Oña, hasta Cereceda; allí deberemos desviarnos a la derecha y coger la carretera que discurre paralela al embalse de Cereceda. Esta carretera nos llevará al puente donde comienza nuestra ruta.
Otra forma de llegar desde Burgos es: coger la nacional 623 hasta Sotopalacios y allí tomar la carretera que conduce a Villarcayo. Desde lo alto del puerto de la Mazorra se divisa hacia la derecha todo el valle en su esplendor. Al descender el puerto y llegar a Valdenoceda, tomaremos la carretera que se adentra en el valle. El primer pueblo que nos sale al paso es Quintana, más allá la carretera se bifurca, debiendo tomar el ramal de la izquierda, que después de atravesar un puente que cruza el Ebro, nos sitúa en Puentearenas. A continuación nos reciben Quecedo, Arroyo, Valhermosa, Hoz y Panizares. Siguiendo esta carretera llegaremos al puente donde comienza nuestra ruta.

Dificultad: Baja
Tiempo estimado ida y vuelta: 2 horas
Autor: Javier Álvarez Díaz