miércoles, 31 de diciembre de 2008

SUBIDA AL PICO SAN MAMÉS, EN LA SIERRA DE LA TESLA,
DESDE TARTALES DE LOS MONTES


La Sierra de la Tesla cierra el valle de Valdivielso en su cara septentrional. El pico San Mames se encuentra en las inmediaciones del portillo de Medina, llamado así porque era el paso que utilizaban los habitantes del valle para salvar las cumbres de la Tesla en su camino hacia Medina de Pomar, sobre todo los días de mercado, al que acudían a vender sus productos agrícolas transportados a lomos de mulas y burros.

El portillo de Medina

La siguiente ruta persigue el objetivo de llegar al pico San Mames partiendo de Tartales de los Montes.

Tartales de los Montes es un pequeño pueblo oculto tras el flanco rocoso meridional de la Sierra. Pinos y pastos constituían la principal fuente de recursos del pueblo debido a la escasez de tierras cultivables. Tartales cuenta con muy poquitos vecinos y parte de su caserío está abandonado o en ruinas. Posee una iglesia románica que conserva restos de gran valor.

En Hoz cogeremos la destartalada carretera que tras atravesar un túnel excavado en roca viva, se adentra en Tartales. A nuestra izquierda queda el antiguo lavadero, un poco más arriba, a nuestra derecha, las viejas escuelas, convertidas en vivienda; y a continuación el comienzo de la pista que conduce a Tartales de Cilla.

Carretera a Tartales

Sin abandonar la carretera llegaremos al recinto vallado de lo que era la bolera; y tomando la calle de la derecha nos encontraremos con la plaza del pueblo con su fuente central y algunas casas en las que pueden apreciarse elementos de la arquitectura tradicional de la zona.

Tomando como punto de partida la plaza, cogeremos la calle que la abandona por el lado opuesto a la fuente, para adentrarse en el pueblo. La calle desciende, asciende haciendo curva hacia la derecha y tras sobrepasar la última casa se transforma en una ancha pista de tierra. Si hacemos la ruta en época de lluvias nos encontraremos el primer tramo de la pista embarrado y con el firme irregular como resultado del paso del ganado vacuno que se cría en la zona.

La pista comienza su ascenso y se coloca paralela al arroyo de la Nava, estrechándose. Rebollos (Quercus pyrenaica), pinos resineros (Pinus pinaster), brezos, helechos…., acompañarán nuestra subida.

Más adelante la pista confluye con el cauce del arroyo y describe un giro a la izquierda, cruzándolo e iniciando un fuerte repecho. A nuestra derecha podremos ver algunos frutales (manzanos) en pequeñas parcelas que antaño se explotaban.
La pista y el arroyo se juntan

Hacia la izquierda




El pastizal y los pinos


La pista vuelve a ensancharse más arriba. Al llegar a una bifurcación tomaremos el camino estrecho de la izquierda. Pasaremos junto a un murete de piedras.

El camino se abre a un pastizal que recorreremos en toda su longitud hacia la izquierda, en paralelo a los riscos calizos de la Tesla. Al llegar al final de los pastos, en el cierre definido por unos pinos, giraremos a la derecha, desembocando en la pista forestal que discurre por la falda de la Tesla en toda su extensión. Giraremos a nuestra izquierda y seguiremos la pista durante unos 2 km hasta llegar a una zona en la que el espacio a ambos lados de la pista se hace mayor y en la que la falda de la montaña aparece pelada. Es aquí donde comienza el zig-zag que asciende hasta el portillo de Medina, identificable como una muesca en las cresterías de la Sierra.
La pista se ensancha
El zig-zag y el portillo

Subiendo por el sendero, si dirigimos nuestra mirada hacia el sur y el día está claro podremos apreciar, hacia el este: la mesa de Oña, el repetidor del pico Tablones, y más al fondo la Sierra de la Demanda; hacia el oeste: la muela de peña Amaya, y los picos más altos de la montaña palentina.

Una cruz blanca pintada en una roca nos recibe en el portillo. El espectáculo es admirable, ante nuestros ojos se abre una extensa panorámica de la provincia de Burgos: con la llanura de Medina de Pomar y Villarcayo, en primer término, atravesada por los ríos Trueba y Nela; hacia oriente el valle de Tobalina y el valle de Losa con el cierre norteño de los Montes de la Peña y el cierre sur de la cordada de los Montes Obarenes (el pico Humión sobresaliendo); hacia occidente los montes de Espinosa.

El valle de Tobalina desde el pico San Mames

Encaramado a la cara norte de la sierra, podremos observar los restos del castillo medieval de Urria, perteneciente a la poderosa familia de los Velasco.

Para regresar a Tartales de los Montes tendremos que desandar lo andado.


Medina y los Montes de Espinosa desde el pico San Mames

La futura autopista “Dos Mares” :

El día 28 de Diciembre de 2008 se publicaba en el Diario de Burgos la noticia que anunciaba que el Ministerio de Fomento ha aprobado el estudio informativo de la autopista de peaje “Dos Mares” que conectará Miranda de Ebro con Cantabria a través de las Merindades. Ha quedado abierto el plazo de alegaciones que es de 30 días desde el 27 de Diciembre, fecha en que el estudio se publicó en el BOE. Tras este trámite la “Dos Mares” se someterá a la declaración de impacto ambiental.

El trazado de la autopista atravesará el norte de la provincia y su construcción tendrá el inicio en la localidad cántabra de Pesquera, donde cruzará el valle del río Besaya por dos viaductos. La alternativa se desarrolla al norte de la localidad cántabra de Corconte, cruzando otro viaducto sobre las carreteras N-623 y CA-632 para implantarse al este de Cabañas de Virtus y evitar la afección al embalse del Ebro. Será en esta localidad donde se diseñe un enlace que de autopista con las carreteras N-232 y N-623.

La Dos Mares continuará su paso por el norte de los pueblos de Quintanaentello, Soncillo y Cubillos del Rojo, en el valle de Valdebezana. Después de estas localidades la vía transcurre por el vertedero de inertes de Villarcayo y cruza la carretera CL-629 al norte de Villalaín. En el valle del río Nela, la autopista alcanza las poblaciones de Nofuentes y Trespaderne, donde se creará otro enlace con la N-629. La alternativa continúa al norte del río Ebro, por las localidades de Quintana María, Santocildes y Quintana Martín Galíndez. Pasadas estas localidades, la autopista se sitúa al sur de las poblaciones de Garoña y Orbañanos para cruzar los montes Obarenes por un túnel de 5.500 m. A la salida del subterráneo, la Dos Mares se desarrolla al sur de la localidad de Ayuelas hasta enlazar finalmente con la AP-1.

Parece pues que en un futuro no muy lejano la cinta negra del asfalto de la autopista se incorporará al paisaje de la zona. Esperemos que causando el menor impacto posible.


¿Cómo llegar hasta Tartales de los Montes?

Para llegar a Tartales desde Burgos, podemos optar por coger la nacional I hasta Briviesca y allí tomar la carretera hasta Cornudilla, para desembocar en la nacional 232 que nos llevará, pasando por Oña hasta Cereceda; allí deberemos desviarnos a la derecha y coger la carretera que discurre paralela al embalse de Cereceda. Entraremos así por el sector oriental del Valle, siendo el primer pueblo Panizares y el siguiente Hoz. En Hoz cogeremos la maltrecha carretera que asciende a Tartales de los Montes.

Existe otra forma de llegar a Tartales cogiendo la pista forestal que lo une con Tartales de Cilla. Para llegar a Tartales de Cilla seguiremos la ruta del párrafo anterior, hasta haber sobrepasado Oña y llegado al cruce hacia Trespaderne, cuya dirección seguiremos. Nos adentraremos en el desfiladero de la Horadada donde nos encontraremos con el desvío hacia la izquierda para llegar a Tartales de Cilla.

Una tercera forma de llegar desde Burgos es: coger la nacional 623 hasta Sotopalacios y allí tomar la carretera que conduce a Villarcayo. Desde lo alto del puerto de la Mazorra se divisa hacia la derecha todo el valle en su esplendor. Al descender el puerto y llegar a Valdenoceda tomaremos la carretera que se adentra en el valle. El primer pueblo que nos sale al paso es Quintana, más allá la carretera se bifurca, debiendo tomar el ramal de la izquierda, que después de atravesar un puente que cruza el Ebro, nos sitúa en Puentearenas. Le siguen Quecedo, Arroyo, Valhermosa, y Hoz. En este último tomaremos la carretera que sube a Tartales de los Montes.


Dificultad: Media
Tiempo estimado: 4 horas
Autor: Javier Álvarez Díaz



El Celemín sube el Belén a la Tesla.
Navidad del 2008

1 comentario:

karthik dijo...

gud one buddy... it's interesting and cool!!! visit my blog and give me ur comment...